Retraso en el cobro de facturas, pago a proveedores, problemas de existencias, pago de nóminas acumuladas… Son sólo algunos de los problemas diarios a los que hacen frente emprendedores, autónomos y PYMES. Algo que, con el paso del tiempo, colapsa la competitividad de la economía española. Los datos son demoledores: el 60% de las PYMES tienen facturas pendientes de cobrar con un retraso de al menos 60 días. En total la deuda asciende a 11.147 millones de euros y para una de cada cuatro PYMES el importe que se les adeuda alcanza el 10% de su facturación.

Son datos de CEPYME y Digipyme que dibujan la realidad con la que se encuentran uno de los motores clave de nuestra economía. El Estado ha lanzado medidas para paliar los malos resultados. En primer lugar ha acotado el tiempo máximo para pagar las facturas e incluso ha dado liquidez a Comunidades Autónomas y Ayuntamientos para que saneen las cuentas con proveedores. También se ha autorizado excepciones en el pago del IVA de las facturas no cobradas. Pero incluso el propio Estado acusa este problema tardando en el segundo trimestre de 2013 una media de 61,5 días en abonar sus facturas destinadas a gastos corrientes.

Pero más dramática es la situación de los impagos por parte de particulares. El autónomo o la PYME debe asumir los pagos sin previamente haber facturado. Se calcula que entre 2007 y 2012 los impagos han acabado con 61.000 empresas y 600.000 empleados. Y es que no cabe duda que PYMES y autónomos son más vulnerables ante los impagos.

Solución Finalin

Finalin en su carrera por personalizar y adaptar los productos a las necesidades particulares plantea el Seguro Negocios Flexible como una alternativa para garantizar la estabilidad empresarial. Tanto si eres autónomo como si eres dueño de una empresa estás expuesto a no ser pagado por un trabajo realizado. Este producto lanza una cobertura que protege ante este tipo de situación.

En caso de impago, los abogados de la compañía realizan todas las gestiones judiciales y extrajudiciales (sin sobrecostes para el asegurado) para reclamar las facturas pendientes. Además, este seguro también cubre la defensa como autónomo en cuanto a prestaciones sociales, garantiza la defensa ante conflictos laborales y vela por los derechos del asegurado como propietario o inquilino del hogar. A todas estas prestaciones se suma un canal exclusivo de comunicación 24 horas al día que se adapta al horario de cada particular o empresa.

¡Anímate a dejar un comentario!