Tras el susto de este martes donde cayeron 50 litros de agua en apenas una hora llega la hora de la prevención. Las peculiaridades climáticas de la costa alicantina favorecen, en primavera y otoño, la aparición de fenómenos lluviosos de importancia que pueden causar daños y pérdidas importantes. Sin embargo son las imprudencias humanas la principal causa de accidente.

Por ello y en vistas a que se espera un otoño movidito en la provincia ahí van unos consejos para evitar sustos innecesarios.

PROTEGE TU VIVIENDA

La precaución es el primer paso para evitar sustos importantes. Para ello…

Cuida el estado del techo para evitar filtraciones y el deterioro del edificio.
Conoce bien donde está situado el interruptor general de la corriente eléctrica y la llave de paso del agua y del gas de vuestra casa.
Ten limpios y en buen estado los bajantes y desguaces de agua y de lluvia, especialmente en los patios y terrazas de los edificios.
Si te pilla dentro del vehículo, también es recomendable llevar una linterna, ropa de abrigo y de protección para el agua, un botiquín y mapas de carreteras de la zona.

PLAN DE EMERGENCIA

Presta especial atención a la información meteorológica y a las predicciones. No arriesgues innecesariamente.
Utiliza el teléfono sólo en caso de emergencia. Es importante que las líneas estén libres para los equipos de socorro.
En cualquier caso, seguir siempre las recomendaciones de la policía Local y Protección Civil.

Y SI ME SORPRENDE LA RIADA

Aléjate de las rieras, los torrentes o las zonas que se pueden inundar.
No atravieses una zona inundada, ni a pie ni en coche.
En coche, circulad preferentemente por rutas principales y autopistas, moderando la velocidad.
Si tenéis problemas de visibilidad, parar el coche y señalizar vuestra posición.

¡Anímate a dejar un comentario!