SEGURO DE VIDA

¿En qué consiste el seguro de vida?

Infartos, accidentes de tráfico, enfermedades graves… son las principales causas de muerte en España.

La posibilidad de que ocurra un traspiés que modifique tu calidad de vida es real y que mejor que estar prevenido. Porque los accidentes existen no juegues con tu bienestar, no juegues con tu familia.

No somos conscientes que muchas veces nosotros somos el sustento de nuestra familia, la fuente de ingresos, el eje económico, la ayuda que necesitan nuestros hijos para tener un futuro…

Por un momento párate y reflexiona ¿Y si mañana dejo de existir? ¿Cómo asumirían mi familia las deudas? ¿Cómo seguirían comiendo? ¿Cómo se pagarán los estudios? ¿Y la casa?

Un seguro de vida no es sólo para uno mismo es sobre todo para ellos, tu familia, tu vida.

Porque la principal razón de ser de este seguro es proteger a las personas que uno tiene a su cargo.

Ya tengo un seguro con el banco, ¿para qué quiero otro?

Cuando uno tiene un seguro de vida con el banco, lo normal es que lo tenga por obligación de la entidad al contratar un servicio financiero de ésta.

El seguro que se tiene en el banco suele tener de beneficiario al banco, por lo que la familia no es perceptora de la indemnización que se pueda producir por el fallecimiento del asegurado.

Es cierto que si una persona tiene una hipoteca al fallecer la hipoteca queda liquidada. Esto supone una ayuda muy importante para la familia pero ¿y si esto no es suficiente?

Las pensiones por viudedad y orfandad en España son insuficientes para poder mantener el nivel de vida hoy día.

Por eso es importante que nuestro objetivo no sea exclusivamente cubrir la hipoteca sino ir más allá y proteger el futuro de los nuestros.

¿Puedo tener dos seguros de vida?

Por supuesto.

De hecho, como hemos indicado antes, cuando tenemos un seguro para cubrir posibles deudas, lo conveniente es tener un segundo seguro que permita a los nuestros encarar el futuro sin nuestra presencia.

Uno puede tener todos los seguros de vida que quiera, porque al fin y al cabo ¿qué vale una vida humana? Imposible calcularlo.

Aclarar que los seguros de vida son acumulativos, por lo que si una persona tiene 3 seguros, tiene derecho a indemnización de todos, al contrario de lo que ocurre por ejemplo con el seguro de una vivienda donde sólo se tiene derecho a cobrar una sola vez.

¿Seguro de Amortización o Vida Riesgo?

El seguro de Amortización está pensado para cubrir posibles deudas que se tengan con una entidad financiera. Se trata de contratar por un capital igual a la deuda contraída, y con el paso de los años ese capital va disminuyendo paralelamente a la deuda.

Es un seguro peculiar, puesto que su tasa suele ser más alta que la de un VIDA RIESGO, por lo que la diferencia de primas durante el paso de los años es mínima, y mientras el VIDA RIESGO mantiene el capital contratado inicialmente como indemnización, el de Amortización ha ido disminuyendo con la deuda.

Además este tipo de seguro obliga a declarar beneficiario a la entidad financiera, por lo que la familia nunca puede disponer del capital.

El seguro de Vida Riesgo, por el contrario, puede ser contratado con el capital que uno quiera y se puede designar a los beneficiarios que el tomador de la póliza prefiera.

¿Qué es la Invalidez Permanente Absoluta?

Cuando en un seguro de vida la compañía pregunta si quiere contratar Invalidez, suele referirse a la Invalidez Permanente Absoluta (IPA).

Tal y como indica su nombre, se trata de una Incapacidad, Irreversible, y que imposibilite la realización de cualquier tipo de trabajo.

En el momento que uno de estos tres requisitos no se cumpla el asegurado no tiene derecho a indemnización.

Hay que aclarar que en caso de una invalidez es el propio asegurado el que tiene derecho a la indemnización por lo que en este caso no hay beneficiarios.

La IPA la concede un Tribunal Médico de la Seguridad Social y para que así sea considerada deben reconocerle el 100% de invalidez algo que, en ocasiones, genera mucha confusión. Uno puede pensar que terminar en una silla de ruedas, o quedarse ciego, daría derecho a cobrar la indemnización pactada con la compañía, pero esto no es así, ya que una persona en silla de ruedas o un invidente, sí puede trabajar, aunque sea en empleos más limitados.

Es importante conocer este detalle a la hora de contratar este tipo de garantía.

¿En qué se diferencia la IPA de la Invalidez Permanente Total (Profesional)?

La Invalidez Permanente Total o Profesional es aquella Incapacidad, también irreversible, pero que le impide a uno realizar su trabajo habitual, por lo que no es preciso ser reconocido con el 100% de invalidez para cobrar la indemnización pactada con la compañía.

Es obvio que esta garantía tiene muchas más probabilidades de ser causa de indemnización que la IPA, por lo que no todas las compañías lo ofrecen, aquellas que sí lo hacen, en ciertas profesiones lo excluyen, y cuando lo permiten contratar, lo hacen con unas primas elevadas, debido al importante riesgo de indemnización que existe.

¿Puedo contratar un seguro de vida si tengo una enfermedad?

Al contratar un Seguro de Vida se tiene que pasar un cuestionario en el que el posible asegurado debe responder sobre su estado de salud.

Estas preguntas irán acompañadas de una solicitud firmada por el asegurado y serán claves en caso de que la aseguradora tenga que indemnizar porque no nos olvidemos que la compañía tiene derecho a conocer la causa de la muerte del asegurado.

En caso que ésta se haya producido por una enfermedad CONOCIDA por el asegurado en el momento de la contratación de la póliza, la compañía podrá declarar nulo el contrato al haberse producido fraude y la familia no cobraría.

Por eso es muy importante contestar con sinceridad a este cuestionario.

Puede que una compañía, dependiendo de la enfermedad que el asegurado pueda declarar, sí le permita acceder a un contrato de Seguro de Vida, pero siempre que dicha enfermedad sea conocida y valorada por la compañía que contrata.

También es preciso aclarar que un seguro de vida debe contratarse cuando uno tiene un buen estado de salud, porque en graves enfermedades adquiridas o aquellas que pueden derivar en otras muchas, como puede ser la diabetes, dificultan o impiden contratar el seguro de vida.

¿Qué es esto de Enfermedades Graves en un seguro de Vida?

La garantía de Enfermedades Graves se ha ido incorporando a los seguros de vida con el tiempo.

Hoy día, casi todas las compañías la ofrecen en su seguro.

No es ni más ni menos que un adelanto del capital que uno tiene contratado, en caso de ser diagnosticado de una enfermedad declarada como grave (cáncer, infarto miocardio, infarto cerebral…) incluidas en el listado de la compañía, para que el asegurado pueda utilizarlo como quiera, bien para tratarse, bien para disfrutarlo con su familia.

Es importante recalcar que dicha enfermedad no debe ser conocida por el asegurado en el momento de contratar la póliza y debe constar expresamente en el listado que la compañía tiene para estos casos.

No puedo pagarlo…

seguros de vida

En nuestro sector, esta frase suele ser la más utilizada como objeción a la hora de contratar un seguro de vida.

Muchas veces no sabemos ni tan siquiera qué nos cuesta pero parece que sea algo que sólo se puedan permitir unos pocos.

El precio de un seguro de vida hoy día va en función de la edad y la profesión fundamentalmente.

Pero también hay que decir que la gran competencia que existe y la poca siniestralidad que tiene este tipo de seguros hace que los precios actúales junto con las formas de pago fraccionadas sean asequibles para la mayoría de las personas.

Tener el coche asegurado a todo riesgo y no disponer de seguro de vida, nos hace recapacitar sobre nuestras prioridades en la vida.

¿Quiénes pueden ser mis beneficiarios?

Cualquiera.

Y cuando hablamos de cualquiera lo hacemos de manera literal.

Los beneficiarios de un seguro de vida no tienen porqué ser los herederos legales. Es más, en un seguro de vida, cuando se marca como beneficiarios “Herederos Legales” se ha modificado el orden legal, ya que los herederos legales de un padre de familia son los hijos, mientras que en un seguro de vida, que no se especifica, el primer heredero legal suele ser el Cónyuge no separado legalmente.

Lo recomendable en un seguro de vida es designar expresamente a los beneficiarios con nombre, apellidos y DNI.

En un seguro de vida existen tres figuras, el tomador de la póliza, el asegurado y el/los beneficiarios.

El tomador de la póliza es quien la contrata, por tanto, quién la paga y por ente quien designa al asegurado y a los beneficiarios.

Es el único que puede modificar a los beneficiarios o anular el contrato y puede hacerlo tantas veces como quiera sin avisar ni al asegurado ni a los beneficiarios.

¿Cómo puedo saber si soy beneficiario de un seguro de vida?

Ante el fallecimiento de un familiar puede aparecer la duda si uno es beneficiario de alguno de los seguros de vida que tenía el fallecido.

No siempre se tiene toda la información y, como hemos indicado anteriormente, el tomador de la póliza puede designar beneficiarios sin informar a éstos.

Por tanto, ante la duda, la mejor manera de obtener esa información es solicitar a través del Ministerio de Justicia el Certificado de Últimas Voluntades del fallecido, y pagando las tasas correspondientes, éste documento le indicará los seguros que tenía contratado el fallecido y en qué compañías.

Aunque este documento es de Registro Público y cualquiera puede acceder a él, hay una evidente protección en la información que contiene, ya que no indica el nombre y apellidos de los posibles beneficiarios sino que obliga a acudir a las compañías que aparecen como Aseguradoras para, con DNI en mano, preguntar si uno es beneficiario del seguro de vida contratado.

Serás las compañías las que le darán la información con un sí o un no, pero nunca le podrán desvelar quiénes son los beneficiarios si los hubiera además de uno mismo.

¿Por qué contratarlo a través de Finalin?

Nuestro asesoramiento, experiencia, la filosofía de no Vender lo que uno no necesita sino buscar las mejores soluciones para su caso concreto, hace que tengamos un valor añadido a la competencia.

El precio es importante, pero más importante es tener muy claro qué estamos contratando, y por qué lo estamos haciendo.

Por eso te invitamos a pasar por nuestras oficinas y a que resuelvas todas las dudas que te rodeen sobre este seguro.


Siguenos en las redes

Buscar

Todos los derechos reservados a FINALIN, SL © 2015

Página creada por Mitzi Web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el enlace para más información.

¿Necesita ayuda? ¡Envíenos un correo! ¡Chatea Con Nosotros!

← Paso Anterior

Gracias por contactarnos. Le responderemos antes posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial