PLANES DE PENSIONES

¿Qué son y para qué se utilizan?

El Plan de Pensiones es uno de los productos financieros y de ahorro más extendidos, aunque no podemos decir que España tenga una cultura muy desarrollada en la contratación de este tipo de productos.

Hasta ahora mucha gente se conformaba con la pensión pública que recibía de la seguridad social al final de su vida laboral pero la crisis económica está modificando un modelo que nos obliga acudir al ahorro privado para mantener nuestro nivel de vida económico una vez jubilados.

Más años de cotización, más años de vida laboral y la ampliación de años para el cálculo final de la pensión pública, nos “exige” conocer este producto.

El Plan de Pensiones es un producto financiero de ahorro, que además tiene unas ventajas fiscales, con el objeto de incentivar su contratación.

Estas deducciones permiten imputarlas como gastos en la Declaración de la Renta, por lo que suele ser muy interesante para autónomos y empresas permitiendo un ahorro en el pago de impuestos.

¿Cómo se contrata?

El Plan de Pensiones se contrata como si fuera una póliza de ahorro, es decir, que indica una cantidad mensual para que la compañía, mediante domiciliación bancaria, la incorpore al capital que se irá incrementando tanto por estas aportaciones como por la rentabilidad del tipo de interés que ofrecen las compañías.

Durante la anualidad el tomador de la póliza puede seguir haciendo aportaciones extraordinarias pero al tener deducciones fiscales nos limitan esas aportaciones.

En concreto, una persona menor de 50 años no puede aportar más de 10.000 € al Plan de Pensiones y una persona con 50 años o más tiene el límite en 12.500 €.

Y cuando hablamos de límites, lo hacemos de manera literal. Es decir, no se puede por mucho que uno quiera aportar más, incluso si por error se aporta es obligatorio retirarlo o seremos sancionados por la administración.

Existen otros supuestos de aportaciones adicionales que permiten incrementar ese límite como puede ser 2.000 € anuales al Plan de Pensiones del cónyuge, que uno puede utilizar como deducción, y hasta 24.000 € al año en aportaciones al Plan de Pensiones de un familiar a su cargo, con discapacidad.

¿Puedo cambiar mi plan de pensiones de una compañía a un banco o viceversa?

Sin ningún problema.

Uno puede “traspasar” su Plan de Pensiones de manera gratuita de una entidad a otra y nadie le puede poner trabas.

Necesitará cumplimentar una solicitud de la compañía receptora del Plan de Pensiones e indicar el nombre del Plan que tiene contratado con la entidad saliente.

Aquí deberemos tener en cuenta los gastos de administración que tienen todas las compañías y bancos para evitar sorpresas una vez realizado el traspaso.

¿En qué supuestos puedo Rescatar mi Plan de Pensiones?

Hasta no hace mucho, el pequeño inconveniente que tenía el plan de pensiones era su poca liquidez, es decir, su dificultad de rescate, ya que los supuestos para poder realizarlo eran mínimos, o bien uno se jubilaba o fallecía.

Hoy día, no podemos decir que se haya transformado el producto en este aspecto puesto que sigue teniendo problemas para el rescate, cosa que por otro lado, tiene un punto positivo, la “obligatoriedad” a ahorra. Sí podemos decir que los supuestos han aumentado.

Por tanto, los principales motivos por los que podemos rescatar el Plan son:

  • Jubilación: causa principal y objeto de la contratación. Complementar la pensión pública con el ahorro de años.
  • Fallecimiento: si el beneficiario del Plan fallece, los familiares pueden solicitar el rescate de los derechos consolidados.
  • Incapacidad Total: si el beneficiario adquiere una Incapacidad para realizar cualquier trabajo también puede solicitar el rescate.
  • Desempleo de larga duración: cuando el beneficiario está más de doce meses consecutivos sin empleo puede solicitar el rescate.

Este último supuesto es el más reciente, ya que se daba el caso de personas con problemas económicos por no tener ingresos y, sin embargo, tener un capital al que no podía acceder por la poca disponibilidad del producto.

¿Cómo puedo rescatar mi Plan de Pensiones?

A la hora del rescate, tenemos varias opciones:

– En forma de Capital

Quizá sea la menos conveniente. Deberemos tributar sobre los intereses que hemos generado durante todos los años que el plan ha estado activo.

– En forma de Renta

Es la fórmula para tributar lo menos posible. Se trata de pactar una mensualidad con la compañía, bien durante un plazo de tiempo, bien de manera vitalicia.

– Mixto

Como su nombre indica, es una mezcla de las dos anteriores. Uno puede solicitar a la compañía que le adelante un capital, y con el restante, pactar una mensualidad.

PPI vs PPA

PPI o Plan de Pensiones Individual es aquel que se contrata y que tiene parte de inversión, por lo tanto, mejores rentabilidades pero también mayor riesgo ya que puede uno perder capital si no acierta con el producto.

PPA o Plan de Previsión Asegurado, al contrario, tiene rentabilidades menores, pero no asume riesgo, puesto que no invierte en fondos, por lo que no hay posibilidad de perder capital.

Cada uno decide el riesgo que quiere asumir y por tanto, qué producto contratar.


Siguenos en las redes

Buscar

Todos los derechos reservados a FINALIN, SL © 2015

Página creada por Mitzi Web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el enlace para más información.

¿Necesita ayuda? ¡Envíenos un correo! ¡Chatea Con Nosotros!

← Paso Anterior

Gracias por contactarnos. Le responderemos antes posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial