Hoy amanecíamos con una noticia que cambia por completo el contexto inmobiliario actual. Un juez anula las cláusulas suelo abusivas de toda la banca y obliga a resarcir a los clientes. Un nuevo golpe judicial al sector bancario español por la comercialización irregular de productos financieros. La sentencia condena a 40 grupos financieros a eliminar ese tipo de interés mínimo de sus créditos y a devolver el dinero cobrado de más a los clientes por esa cláusula desde el 9 de mayo de 2013.

La sentencia es clara: a pagar. A partir de ahí los usuarios tienen muchas dudas, ¿Cómo saber si tengo cláusula suelo? ¿Si la tengo, como reclamarla? ¿La sentencia es de aplicación inmediata? Pues bien desde Finalin queremos daros algunos consejos para que sepáis cómo proceder a la información y a la posterior reclamación. El primer consejo viene de la mano de ADICAE: NO FIRMAR NADA. Para la eliminación de la cláusula suelo no es necesario firmar ningún documento tal y como nos señala la Asociación. Para informaros sobre cómo proceder pulsar aquí.

Lo primero que debemos tener claro a la hora de reclamar sobre nuestra cláusula suelo es revisar posibles fallos en su comercialización. El fallo más gordo es la ausencia de oferta vinculante en tiempo y forma en caso de ser necesaria. La oferta vinculante es un documento que se entrega entre 10 y 3 días antes de la firma de la escritura de préstamo hipotecario y en ella tienen que venir reflejadas las condiciones del préstamo (incluida la cláusula suelo). Las hipotecas anteriores a Noviembre de 2007 tenían obligación de recibir oferta vinculante si la hipoteca era inferior a 150.000€. A partir de esa fecha y hasta 2011 era obligatoria para todas las hipotecas. Las subrogaciones no están obligadas a facilitar esta información. Si no disponemos de ella podemos solicitarla para comprobar su existencia. Si no la hay no debéis firmarla. Aquí os dejamos un modelo para que podáis solicitar la información. Teniendo esto claro ya podemos reclamar al Servicio de Atención al Cliente de nuestra entidad.

Esta reclamación suele tardar unos 2 meses en resolverse. Con la respuesta del SAC y del Defensor del Cliente o solo con la del SAC podemos pasar al siguiente nivel que es la reclamación al Banco de España. Para llevar a trámite esta reclamación hay que tratar de desmontar los argumentos por los que no nos quitan la cláusula suelo en nuestra entidad. Aquí están los formularios necesarios para ello. Finalmente si transcurrido el tiempo no se consigue nada con todas estas medidas sólo nos quedará la vía judicial.

Es importante señalar que si se quiere recuperar las cantidades pagadas de más, además de la anulación de la cláusula, la única opción pasa por la demanda judicial. Se puede enviar la primera reclamación al Servicio de Atención al Cliente y pasados los 2 meses iniciar la demanda. Si lo único que se quiere es la anulación de la cláusula y se renuncia a las cantidades pagadas de más, se puede ir directamente al Banco de España.

¡Anímate a dejar un comentario!